sábado, noviembre 27

Reencuentro

Allí estábamos,frente a frente,él y yo .Realmente estaba atónita,no podía creer que después de tanto tiempo lo encontrara nuevamente.
Sentía su abraza como aquel último, el del adiós,sentir que su piel rozaba delicadamente la mía la,me hacia sentir que mi corazón estaba a punto de explotar,de lo fuerte que lo sentía latir.
A mi mente venían millones de recuerdos,como el día en el que nos conocimos,esa hermosa tarde de enero.Eramos tan jóvenes,él ,alto,con su sonrisa perfecta y con esa mirada que me hacía sonrojar y yo,tan frágil,tímida y tan llena de alegría.Todo era perfecto , o casi perfecto.Con él aprendí lo que es amar a alguien de una manera especial.Todas las cosas que pasamos juntos hasta el día de hoy las recuerdo.
Pero un día,fue la hora de la partida, de su partida.Fue inesperado para mi y me pregunté ¿Cómo podría dejarlo ir?,¿Cómo podría seguir sin él?.Él partió, despidiéndose con un abrazo,el cual recordé cuando me abrazó nuevamente, y con una promesa ''Esto no es un adiós para siempre,prometo volver,nunca te voy a olvidar'',finalmente me besó.
Creí en su promesa,en su regreso,pero con el paso del tiempo, mis esperanzas iban disminuyendo y él aún seguía sin volver.Traté una y mil veces de convencerme de que era posible que él volviera.Pero luego de tantas horas,días,meses y hasta inclusive años,decidí intentar dejar toda esta historia en el pasado,ya que mis esperanzas habían desaparecido.No quería seguir pensando cada día en lo mismo,ni mucho menos seguir llorando esperando a algo prácticamente imposible para mi.
Con el tiempo conocí a alguien que me hizo pensar que podría llegar a amar tanto a alguien como lo amé a Sebastián,me hizo ver que había una vida después de él.Nicolás me dio todo lo que necesite,él supo ser paciente y entender por todo lo que había pasado,el gran miedo que sentía de enamorarme de alguien más,el inmenso terror que sentía si volvía a perder a alguien más iba a ser imperdonable para mi misma.Esa era mi situación actual,hasta ahora.El reencuentro con Sebastián me llevó a pensar muchísimas cosas las cuales aún no tenia muy claras,pero lo que si sabía es que tenía que tomar una decisión.
¿Y ahora qué voy a hacer?Es una muy difícil elección para mi, por un lado tenía a Nicolás,él reavivó mis esperanzas de volver a enamorarme.Mi otra opción,Sebastían,mi primer amor,él único e inolvidable,que amaba y acababa de darme cuenta de algo que hasta este momento no lo sabía,aún lo amaba y nunca me había olvidado de él,como que durante todo este tiempo todo lo que sentía por él estaba como ''dormido'' ,esperando que él volviera a mi vida.En ese preciso momento,es decir,ahora ,volverían a surgir todos esos sentimientos que llevaba ocultos muy dentro mio.
A pesar de que Nicolás siempre estuvo para mi y siempre me dio todo lo que necesitaba,nunca llegué a enamorarme completamente de él,esto era algo que también había descubierto en el reencuentro.Estaba confundida,no quería lastimarlo,pero tampoco quería sostener una mentira,porque a la larga sería mucho más doloroso para él ,en cierto punto para mi también , porque en todo este tiempo fue alguien muy importante en mi vida y por más que no estemos juntos,yo no quiero perderlo,quiero que siga formando parte de mi vida pero de otra manera de la que lo hizo antes.
Mi corazón lo apuntaba a él,hoy más que nunca me sentía completamente segura de que quería estar con Sebas para siempre,quería revivir todos esos hermosos momentos juntos,recuperar el tiempo perdido y vivir muchísimas cosas más con él.
Decidí ir a hablar con Nico y contarle toda la verdad cuanto antes,le expliqué toda la situación.Le costó entenderme,pero luego de un rato me dijo que siempre iba a estar para mi,pase lo que pase,esté con él o no.Pero antes de irme me dijo :-Si amas algo,dejalo libre.Por eso quiero que vayas a recuperar algo que siempre te perteneció,el corazón de Sebastián.-.Mis ojos se llenaron de lágrimas, lo abracé y no me alcanzaron las palabras para agradecerle todo.
Llegó el momento que más esperaba,el momento de confesarle a Sebas que nunca lo había olvidado y que lo seguía amando como siempre lo amé.Decidimos encontrarnos en una plaza,la misma en la que nos despedimos hace ya mucho tiempo.Sentía que los nervios me iban a consumir, temblaba sin parar y mis manos estaban hechas dos grandes bloques de hielo,tenía miedo de que me rechace,no sabía nada sobre su vida, si estaba con alguien o si todavía me amaba...
En esa charla escuché todo lo que me imaginaba y quería,luego de confesarle todo lo que sentía,me dijo que él tampoco se había olvidado de mi en todo este tiempo y que el solo había vuelto al pueblo por una sola razón,para volverme a ver y cumplir aquella promesa .'Tarde pero seguro,¿No te parece?.De ahora en más quiero estar con vos para siempre Julieta,te amo más que a nadie' -dijo esbozando una sonrisa.Le respondí diciendo:-No sabes cuanto estuve esperando para que llegue este momento,creí que era imposible- y lo besé lentamente.
Ahora más que nunca puedo decir que jamás es demasiado tarde para cumplir nuestras promesas.


Por:Marian Frias.

1 comentario:

Shannancita dijo...

que linda foto, qe lindo texto. Me conmoviste :(